“Deben cuidar a la costa del cambio climático”

Publicado por Pamela Ferreira septiembre - 29 - 2008 - Lunes

El director de Desarrollo Sostenible del Turismo de la Organización Mundial de Turismo (OMT) cree que las políticas de Uruguay en el sector van por buen camino, debido al crecimiento de turistas e ingresos. Dice que el país aún no tiene problemas en los recursos naturales por el cambio climático, pero como es un país costero, alertó que se deben tomar medidas lo antes posible para preservarlos.

MARÍA EUGENIA LIMA

-¿Cómo ve al turismo de Uruguay?

-Sólo he estado aquí dos días, pero la impresión que me llevo es muy positiva. Conocía desde la OMT (Organización Mundial del Turismo) las estadísticas de este país. Las cifras del año 2007 muestran un aumento impresionante de los ingresos del sector turismo frente a un número equivalente de turistas. Esto me parece que evidencia un acierto en las políticas. Enfocar la oferta turística como “Uruguay Natural” me parece muy acertado. Hoy ha aumentado la cantidad de personas que buscan un entorno natural. Una oferta que combine turismo de sol y playa con el rural, viajes al interior y ofertas culturales es el patrón que se está desarrollando en el mundo.

-Respecto al turismo en América Latina, ¿cómo ve posicionado a Uruguay?

-En general América, en los últimos años, ha tenido un período difícil. El 11 de septiembre de 2001 es una fecha simbólica. Ha habido una disminución del mercado americano, que se ha acompañado con una fuerte competitividad de mercados en Asia, nuevos destinos como China y el sureste asiático. Pero, en general, América Latina ha resistido el empujón y Uruguay tiene su posicionamiento, con un fuerte componente de turismo intrarregional y con la posibilidad de aumentar el de otras regiones. Y tiene una planificación de turismo sostenible para los próximos 15 años, que va a solidificar su posición en los mercados.

-Entonces, ¿después de los atentados del 11 de septiembre cayó el turismo en Estados Unidos y la gente se volcó principalmente a Asia?

-Después de 2001 ha habido un bajón a nivel global durante uno o dos años. Hubo casi un congelamiento del crecimiento. Y eso se ha acompañado con una fuerte competitividad de los mercados asiáticos. En 2002, 2003 y 2004 esos destinos ganaron una cuota global mucho más importante y en los destinos tradicionales, como América Latina y Europa, el crecimiento no retrocedió, pero ha sido menor que el de otros mercados. Es una dinámica normal, pero en 2006 y 2007 América Latina ha reafirmado posiciones.

-¿Cómo ve la recuperación de turistas argentinos perdidos a raíz del corte de rutas por el conflicto por Botnia?

-Me parece que la cosa va mejor. Lamentablemente a veces hay conflictos que son externos al turismo y que lo perjudican. En estos últimos años hemos visto muchas crisis en el sector: el terrorismo, la crisis del zar en los países asiáticos, la gripe aviaria, los aumentos extraordinarios del precio del petróleo; pero el turismo es una industria que tiene mucha resistencia y flexibilidad. Entonces, se da un impacto pero es de corto o mediano plazo. Después se recupera un poco de lo perdido. Esto es lo que ha pasado con el turismo argentino en Uruguay.

-¿Qué políticas se aplican en el mundo para mejorar el turismo?

-La OMT prevé que aumenten los 900.000.000 de turistas internacionales, que hemos tenido el año pasado, hasta 1.500.000.000 en 2020. Es más importante que nunca apoyar una política de sostenibilidad, con un crecimiento de flujos acompañado además con un turismo doméstico, que a veces representa de tres a cuatro veces el turismo internacional. Ningún país puede dar vuelta la cabeza a atender a los recursos naturales y al impacto económico social. Además, los ingresos económicos por turismo deben favorecer a la comunidad local para que ésta no rechace al turista. En la OMT tenemos dos objetivos estratégicos: acompañar el crecimiento para hacer que sea sostenible y el tema del cambio climático, que acelera todavía más esa agenda de sostenibilidad. El cambio climático aumenta la presión sobre los recursos naturales, la erosión de las costas, aumento de enfermedades por el incremento de los mosquitos, la pérdida de biodiversidad biológica y marina. No hay que gastar el capital ahora, hay que guardarlo durante muchos años.

-¿O sea que está probado que el turismo influye en el calentamiento global?

-Sí, influye, según un estudio que hemos realizado en la OMT. Sobre todo las actividades, el transporte y, en menor medida, el gasto de energía en los hoteles. Pero es normal, cualquier acción humana genera gases de efecto invernadero. Si el turista estuviera en su casa igual gastaría, entonces hay que verlo en un concepto global. Desde la OMT estamos trabajando para realizar un uso eficiente de la energía, cambiar las formas de transporte cuando es posible. El tren, por ejemplo, provoca mucho más gases de efecto invernadero que el avión. Hay que aplicar medidas que no penalicen el desarrollo del turismo y que ya se pueden tomar. Este es el mensaje que lanzamos en el Día Mundial del Turismo (el sábado pasado).

-¿La visita de turistas y el cambio climático han provocado impactos en el ambiente como la erosión en islas?

-Tenemos un proyecto en las islas Maldivas. Estas islas tienen un nivel muy bajo a nivel del mar. Y más que la visita de turistas, el aumento hasta de pocos centímetros del mar puede afectar algunas de las instalaciones. Estamos con un proyecto de adaptación para que las nuevas construcciones se hagan de forma diferente. Las islas y, en general, los países con costa tienen mucha vulnerabilidad al cambio climático, pero se puede adaptar. En Maldivas la erosión no es causada por visitantes, pero en otros destinos sí. La construcción salvaje cerca de las playas aumenta la erosión.

-En Punta del Este ha habido un crecimiento abrupto de la construcción, ¿esto puede generar problemas en los recursos naturales?

-Todos los destinos de costa tienen esa problemática. Hay que analizar la capacidad de carga: ¿qué es lo que un destino puede soportar? Sobre todo cuando aumenta el número de turistas y con ellos el abastecimiento de agua, tratamiento de residuos, transporte, etc.

-¿La OMT cree que el territorio uruguayo se ve afectado por el turismo?

-No. Comparados con otros países, Uruguay no es de los que esté sufriendo más. Las pequeñas islas son las que más consecuencias tienen. Y en el turismo de montaña en Europa en el año 2006, por la disminución del manto de nieve, la temporada se redujo muchísimo. En Uruguay no hay esa vulnerabilidad, pero sí es un país con mucha costa y cuanto más pronto se incluya la variabilidad cambio climático en el desarrollo costero, mejor.

Fuente Original:

http://www.elpais.com.uy/08/09/29/pciuda_372616.asp

Los comentarios fueron cerrados, si te interesa el tema y quieres hablar de ello, accede a nuestros foros: http://www.surcultural.info/foro.

Gracias por colaborar!

Acerca de nosotros

SUR Cultural surgió en el año 2005, teniendo como objetivo el difundir todo aquello que estuviera relacionado con la cultura uruguaya. Es por eso que el primer contenido que se publicó fue sobre el Primer Encuentro Nacional de Revalorización Cultural.
Siempre que hagamos algo con verdadero gusto obtendremos la felicidad.
Así que podemos describir a SUR Cultural como el lugar donde se educa para la vida.

Sitemap