La vida cambia con el primer bebé

Publicado por Pamela Ferreira septiembre - 26 - 2008 - Viernes

¿Cómo era la vida antes de la llegada del primer hijo? Una realidad que revoluciona nuestro mundo y nuestra casa.

ANA MARÍA ABEL – LIC. CIENCIAS FAMILIARES

Nuestro hijo acaba de cumplir un año y aún nos pasa de comentar con mi marido: en el cuarto de al lado hay un bebé y ¡es nuestro hijo! Es increíble, porque además sentimos que siempre ha estado con nosotros. Mi marido algunos días lo contempla dormido y me pregunta: ¿Quién es? ¿Cómo era nuestra vida antes de la llegada del bebé? ¿Qué hacíamos cuando llegábamos a casa?

Veíamos una película sin tener que poner “pausa”, los fines de semana poníamos música a todo volumen, la comida estaba siempre caliente, desayunábamos con tranquilidad escuchando las primeras noticias del día, éramos fans de Arjona, nuestra ropa lucía siempre limpia y planchada, los vidrios y espejos de casa estaban relucientes, teníamos miles de adornos chiquitos al alcance de la mano.

Ahora estamos pendientes del llanto del gordo o de la caída del chupete, nunca vemos una película sin interrupciones y vamos a dormir temprano porque estamos agotados. El volumen de la música en los fines de semana es mínimo para no despertarlo, nos levantamos varias veces de la mesa para calentar la comida, en la tele vemos Baby TV y somos fans de los backyardigans. Nuestra ropa se ensucia y se arruga por tirarnos en el piso a jugar, los vidrios y espejos están llenos de pequeños deditos que no queremos limpiar. En nuestro living hay muchos cubos para encastrar, autitos, unos tambores y un pingüino.

Nuestro primer hijo es, hasta ahora, lo mejor que nos ha pasado en la vida. Todos los adjetivos quedan chicos cuando queremos expresar lo que sentimos al comprobar que nuestro hijo ya no es un sueño: es una realidad que dio vuelta nuestro mundo y nuestra casa. Estamos atentos a los cables, los enchufes y todo lo que pueda ser peligroso para él. Cambiamos la mesa ratona de vidrio del living por una de madera gruesa y maciza de la bisabuela. Cuando nos sentamos aparece en el sofá un chupete, la tapa de la mema o un control remoto escondido. Algunos marcos de fotos no tienen vidrio, los adornos chiquitos de la repisa del living se escondieron. Usamos la puerta de la cocina porque la principal es el estacionamiento del carrito.

En nuestro baño hay una bañera infantil con muchos peces de colores y patitos de goma. En la heladera hay muchos litros de leche, puré de verdura y varias memas prontas, en un cajón de la cocina vitamina D y hierro, Causalón, Kalitrón, Perifar pediátrico y Lasonil para los chichones. Las puertitas de la tele tienen una traba para niños. La mesa de living tiene mordidas tipo castor, que hizo el gordito sacándole filo a el primer diente que le salió.

“Ahora vas a ver lo que es estar agotada”, me dijeron varias personas cuando se enteraron que el bebé ya caminaba, pero lo que constaté y constato día a día es que uno saca fuerzas de donde no tiene para estar siempre pronta para jugar con él.

Conciencia moral desde la infancia

Hasta los seis años, los niños poseen una moral que los motiva a hacer las cosas para actuar como papá y mamá desean. A medida que crecen van entendiendo mejor el por qué actuar de cierta forma y no de otras, pero hasta los 12 años siguen guiándose por lo que ven en casa.

La mejor construcción de la identidad

La maternidad y la paternidad vividas en consonancia, amadas y valoradas por ambos cónyuges, aumentan la comunicación y los niños construyen su “yo” de manera más sana cuando tienen una imagen adecuada de ambos sexos.

Fuente Original:

http://www.elpais.com.uy/08/09/26/lault_372040.asp

www.

Los comentarios fueron cerrados, si te interesa el tema y quieres hablar de ello, accede a nuestros foros: http://www.surcultural.info/foro.

Gracias por colaborar!

Acerca de nosotros

SUR Cultural surgió en el año 2005, teniendo como objetivo el difundir todo aquello que estuviera relacionado con la cultura uruguaya. Es por eso que el primer contenido que se publicó fue sobre el Primer Encuentro Nacional de Revalorización Cultural.
Siempre que hagamos algo con verdadero gusto obtendremos la felicidad.
Así que podemos describir a SUR Cultural como el lugar donde se educa para la vida.

Sitemap