Lo bueno de ser un padre “corcho”

Publicado por Pamela Ferreira enero - 2 - 2009 - Viernes

Contagian a sus hijos las ganas por el esfuerzo. No “flotan” por inconsciencia sino por la elevación de miras.

Ana María Abel

Lic. Ciencias Familiares

Qué imagen de paternidad transmiten las noticias de maltrato infantil, violaciones, fracaso escolar, índices de adicciones en niños y jóvenes, trastornos emocionales en edades tempranas? La de que son mayoría los padres “plomo”, ese tipo de progenitores que hunden y transmiten toxicidad a su alrededor. Sin embargo su antítesis, los padres “corcho”, son numéricamente más pero no tienen rating ya que no están hechos de alcornoque ni llevan un especial sello de fábrica. No nacen, se hacen. Cuentan generalmente con el apoyo incondicional de la madre y elevan el tono vital de todos sus hijos. Construyen esa cualidad personal con esfuerzo e inteligencia, por amor a su familia. Los padres “corcho” son los que, en vez de un “qué tal todo” mientras cuelgan el saco o desanudan su corbata, envuelven al hijo con un cariñoso abrazo visual o gestual mientras van directo al grano: “¿cómo te fue en la prueba de geografía que te preocupaba?” Ni la congestión del tráfico ni el cliente pesado e insistente consiguieron desviar su atención de esa preocupación del hijo de 12 años. Mientras miran el informativo, control remoto en mano, bajan el volumen durante los comerciales para mirar detenidamente el dibujo o el cuaderno viajero del hijo de 4 años quien, desde media tarde, preguntó quinientas veces “¿cuánto falta para que llegue papá?”

Un sábado de mañana, un padre “corcho” acompaña a su mujer al campo de deportes cuando compite la hija de 14 años: participa con una gran sonrisa detrás de la cual disimula los bostezos; se levanta algún domingo antes que los demás habitantes de la casa que van acudiendo somnolientos al desayuno familiar convocados por el aroma de las mediaslunas calentitas. Sin saberlo ni directamente pretenderlo, contagia a sus hijos ganas por el esfuerzo y aunque no sea muy ordenado con su agenda, como su mujer se lo recuerda oportunamente, el día del cumpleaños del hijo de 16, lo invita a un boliche para compartir una cervecita de hombre a hombre. Son padres que imprimen el tono inicial de unas positivas y empáticas relaciones interpersonales que desarrollarán sus hijos a lo largo de la vida. ¿Cómo y cuándo lo hacen? Al alabar los esfuerzos, al proponer soluciones ante los fracasos y cuando, en los momentos en que las aguas de la vida se ponen densas, flotan por encima de las contrariedades. No flotan por inconsciencia sino por su elevación de miras y su amor incondicional: esas cualidades les impulsan a superar pequeños egoísmos y compensaciones personales. No hacen ruido como los padres “plomo” quienes, al llegar al suelo, producen un molesto ruido. Si cada lector pudiera relatar en voz alta su propia experiencia, comprobaríamos que no existe una sola manera de ser padre “corcho”, sino muchas. Lo que no puede negarse es su positiva presencia en la familia cuando por amor y con esfuerzo procuran vencer la tendencia plomiza que todos llevamos dentro.

Se puede dejar de ser un padre “plomo”.

Una buena fórmula para proponerse y lograr dejar de ser un padre “plomo” para los hijos es tener presente el proverbio chino que reza: “la vida es como los espejos: ponles mala cara y te resultarán siniestros, sonríeles y te sonreirán”.

Algunas características del padre “plomo”.

Un padre “plomo” oculta sus carencias o equivocaciones tras una máscara de dominio y arbitrariedad. Abusa de su autoridad y no actúa con el cariño adecuado con su esposa e hijas mujeres por lo que se incapacita para ser el mejor modelo de identificación para sus hijos varones.

Fuente Original:

http://www.elpais.com.uy

Los comentarios fueron cerrados, si te interesa el tema y quieres hablar de ello, accede a nuestros foros: http://www.surcultural.info/foro.

Gracias por colaborar!

Acerca de nosotros

SUR Cultural surgió en el año 2005, teniendo como objetivo el difundir todo aquello que estuviera relacionado con la cultura uruguaya. Es por eso que el primer contenido que se publicó fue sobre el Primer Encuentro Nacional de Revalorización Cultural.
Siempre que hagamos algo con verdadero gusto obtendremos la felicidad.
Así que podemos describir a SUR Cultural como el lugar donde se educa para la vida.

Sitemap