Archive for enero, 2009

Estimula a tu bebé.

Posted by aggregator enero - 11 - 2009 - Domingo Comentarios desactivados

Desear que su bebé sea el mejor en todo momento puede parecer una intención natural de cualquier padre o madre; sin embargo, creer que lo lograrán a través de ejercicios de estimulación temprana y someterlos rigurosamente a ellos resulta una moneda en el aire, pues no está científicamente comprobado. . .

Leer nota completa

EspacioLogopedico.com
Logopedia Educacion especial Fonoaudiologia Terapia del lenguaje

El artículo completo puede ser leido en su página original: Visitar página

En el 2010 habrá nuevos medicamentos orales para tratar la esclerosis múltiple.

Posted by aggregator enero - 11 - 2009 - Domingo Comentarios desactivados

El mensaje es de esperanza, en los próximos años avanzaremos mucho en el conocimiento de la esclerosis múltiple». Con estas palabras comenzó ayer su intervención el neurólogo del Hospital de León Adrián Arés Luque, que clausuró, junto a los miembros de la Asociación Leonesa de Esclerosis Múltiple (A. . .

Leer nota completa

EspacioLogopedico.com
Logopedia Educacion especial Fonoaudiologia Terapia del lenguaje

El artículo completo puede ser leido en su página original: Visitar página

Aumenta la tasa de niños con autismo por la mejora del diagnóstico.

Posted by aggregator enero - 11 - 2009 - Domingo Comentarios desactivados

Las tasas de autismo infantil en España están creciendo de forma paulatina en los últimos años gracias a un mejor diagnóstico de esta severa y crónica enfermedad asociada al desarrollo neurológico. Se estima que en España más de 13.000 niños padecen actualmente autismo.

Algunos expertos han. . .

Leer nota completa

EspacioLogopedico.com
Logopedia Educacion especial Fonoaudiologia Terapia del lenguaje

El artículo completo puede ser leido en su página original: Visitar página

Una encuesta revela las preocupaciones de los padres de hijos con autismo en estados unidos.

Posted by aggregator enero - 11 - 2009 - Domingo Comentarios desactivados

Una encuesta realizada en Estados Unidos por Easter Seals, organización dedicada a la ayuda a personas con discapacidad, ha revelado las preocupaciones de los padres cuyos hijos tienen este trastorno, según informa el portal de Internet “usnews.com”.

En ella participaron 1.652 padres con hi. . .

Leer nota completa

EspacioLogopedico.com
Logopedia Educacion especial Fonoaudiologia Terapia del lenguaje

El artículo completo puede ser leido en su página original: Visitar página

La Fundación Alzheimer España lanza en internet el Observatorio Alzheimer.

Posted by aggregator enero - 11 - 2009 - Domingo Comentarios desactivados

La Fundación Alzheimer España (FAE) ha puesto en marcha e internet el Observatorio Alzheimer, una herramienta de información para todos los interesados en conocer a fondo la enfermedad de Alzheimer de una manera fiable y continuamente actualizada, según informó hoy la entidad en un comunicado.

< . . .

Leer nota completa

EspacioLogopedico.com
Logopedia Educacion especial Fonoaudiologia Terapia del lenguaje

El artículo completo puede ser leido en su página original: Visitar página

La extraordinaria normalidad de Marta y Jorge.

Posted by aggregator enero - 11 - 2009 - Domingo Comentarios desactivados

Marta o Jorge tienen un trabajo digno la crisis, de momento, no les afecta. Cuando nacieron les diagnosticaron como subnormales o retrasados mentales, también fueron mongólicos, disminuidos psíquicos y ahora discapacitados intelectuales. Son personas especiales, al fin y al cabo, como todos, que aho. . .

Leer nota completa

EspacioLogopedico.com
Logopedia Educacion especial Fonoaudiologia Terapia del lenguaje

El artículo completo puede ser leido en su página original: Visitar página

"EN ESPAÑA, CON UN 31% DE FRACASO ESCOLAR, SEGUIMOS SIN MOVER FICHA"

Posted by aggregator enero - 11 - 2009 - Domingo Comentarios desactivados

“Hay padres que piden pastillas para las malas notas”. JUAN J. GARCÍA PEÑAS

Este neuropediatra aboga por seguir el ejemplo de Francia, que ha reducido el fracaso escolar creando unidades de aprendizaje con médicos y docentes.

LUIS PARDO, publicado por www.elmundo.es en: http://www.elmundo.es/suplementos/salud/2009/786/1231542027.html

No ejerce la docencia pero el fracaso escolar le preocupa tanto como al mejor maestro. Responsable de la Sección de Neurología Pediátrica del Hospital Niño Jesús de Madrid, Juan José García Peñas (Madrid, 1961) convive cada día con el sufrimiento de niños incapaces de sacar adelante sus estudios porque tienen un trastorno de aprendizaje y con la perplejidad de unos padres que descubren que sus hijos deberían recibir ayuda en un tipo de centros que no existen en nuestro país. «Hace años, cuando en Francia el fracaso escolar escaló al 20%, se encendió la alarma social y se tomaron medidas en forma de Unidades de Aprendizaje Multidisciplinar que están siendo eficaces; en España, con una tasa del 31%, seguimos sin mover ficha», lamenta. Recuerda que optó por la neuropediatría guiado por un deseo de aportar cosas a una disciplina con grandes retos diagnósticos y escasas soluciones terapéuticas. Ahora no puede evitar sentirse descorazonado ante la inexistencia de propuestas oficiales que actúen sobre un problema que afecta a casi un tercio de los escolares.

Pregunta.- ¿Qué ofrecen a los niños esas unidades multidisciplinares que propugna?

Respuesta.- Equipos formados por neuropediatras, psicólogos clínicos, psicopedagogos, terapeutas ocupacionales, logopedas y trabajadores sociales. Luego, aunque no integrados físicamente, tienen la colaboración fundamental del pediatra general y del maestro. Este último emite periódicamente valoraciones de la evolución del paciente en el aula. A partir de la información facilitada por todos ellos, el neuropediatra emite el diagnóstico y un tratamiento individualizado.

P.- ¿Y por qué España no cuenta con este dispositivo asistencial?

R.- En Cataluña disponen de Unidades de Neurodesarrollo y de Neurología Evolutiva, pero son la excepción. En general, hay un gran desconocimiento sobre su existencia y sobre el potencial de disponer de ellas con recursos integrados en el sistema público de salud. Evitarían a los padres el continuo peregrinaje a especialistas de diferentes disciplinas del ámbito público o privado, sin encontrar dos opiniones idénticas y sin que exista ninguna comunicación entre ellos. La dispersión de recursos autonómicos ha dificultado cualquier intento de creación de unidades de referencia provincial e, incluso, autonómica. El tema económico es otra barrera: se requieren al menos cinco profesionales por departamento y no abundan, precisamente, los neuropediatras y psicólogos clínicos con experiencia en este área.

P.- Sanidad o Educación, ¿a quién le correspondería tomar cartas en el asunto?

R.- La actual normativa autonómica imposibilita poner en marcha cualquier programa a nivel nacional, como han hecho en Francia. Por su consumo de recursos sanitarios y por la falta de coordinación entre los especialistas implicados, probablemente debería ser tarea prioritaria del Consejo Interterritorial de Salud.

P.- ¿Sufre mucho el escolar con dificultades de aprendizaje o lo pasan peor los padres?

R.- La inadaptación escolar y social produce sufrimiento a estos niños. Sabemos que sus niveles de ansiedad, angustia y baja autoestima son claramente superiores a los de sus compañeros.

P.- ¿Y cómo asumen los padres que detrás de las malas notas haya un problema médico?

R.- Muchos no lo aceptan. Se empeñan en perpetuar modalidades educativas de alta exigencia, sin duda inadecuadas para niños con trastornos de aprendizaje. También es común que sientan frustración al ver que sus hijos no cumplen sus expectativas de futuro y reaccionan intentando ignorar el problema o minimizándolo. Luego hay otro grupo considerable que preguntan por esa pastilla capaz de eliminar el problema de raíz y para siempre. Y lo contrario: los hay con auténtico pavor a los efectos adversos de los fármacos, cuyo uso sólo está justificado si los niños presentan, además, un trastorno de déficit de atención con o sin hiperactividad.

P.- Hiperactividad… ¿No lleva camino de ser una palabra mágica que lo explica todo?

R.- Así es. De hecho vamos a pasar de un infradiagnóstico del 2% de escolares afectados a un sobrediagnóstico de casi un 10%. Se ha simplificado atribuyendo demasiadas cosas a la hiperactividad. Algo parecido pasaba en Francia hasta que se crearon las unidades de aprendizaje. Han permitido conocer la verdadera magnitud del problema y sacar a la luz otros diagnósticos menos conocidos como la inteligencia límite o los trastornos específicos de aprendizaje no verbal.

El artículo completo puede ser leido en su página original: Visitar página

ESTIMULACIÓN TEMPRANA: UN TÉRMINO CONFUSO

Posted by aggregator enero - 11 - 2009 - Domingo Comentarios desactivados


Confuso… realmente. Y es que “estimulación temprana” es un término que podemos encontrar haciendo referencia a cualquier cosa que hagamos con un niño menor de 6 años. Pues una cosa ha quedado clara, la única en la que estamos todos de acuerdo, esto es: que la estimulación es “temprana” porque se practica con niños pequeños.
A partir de aquí ya no nos aclaramos mucho pues parece que pudiera definir TODA acitividad realizada con nuestros niños.

Esto, por supuesto, supone abarcar demasiado y es lo que lleva a tantos equívocos, a tantas dudas y a tantas preguntas… “¿Es estimulación temprana lo que necesita mi hijo?”, “Mi hijo ya va a estimulación temprana, con esto es suficiente?”, “¿La estimulación temprana no es para niños con problemas?”, etc…

Intenté explicarlo en un artículo anterior (“Estimulación temprana y estimulación terapéutica”), pero esta vez voy a concretar un poco más.

Para empezar, como es habitual, lo haré por el principio…

La definición de “estimulación temprana” nos dice lo siguiente: “Estimulación Temprana es toda aquella actividad de contacto o juego con un bebe o niño que propicie, fortalezca y desarrolle adecuada y oportunamente sus potenciales humanos.” (mailxmail.com). O, según la wikipedia: “Es el grupo de técnicas educativas especiales empleadas en niños entre el nacimiento y los seis años de vida para corregir trastornos reales o potenciales en su desarrollo, o para estimular capacidades compensadoras.”

Otra vez nos encontramos ante la confusión pues la Estimulación Temprana vuelve a serlo TODO.
Pero no TODO o CUALQUIER COSA es lo que buscan los padres, pues cada uno de ellos tiene obejtivos e intereses diferentes en la estimulación para sus hijos. Los niños también son diferentes, y en las definiciones intuimos niños que tienen necesidades especiales y otros que no.

Esto nos lleva forzosamente a distinguir dos objetivos claros en lo que se refiere a la estimulación que marcarán el carácter de la misma:

- estimular a niños sanos para lograr que desarrollen al máximo su potencial
- estimular a niños con dificultades que necesitan remontar retrasos en su desarrollo o solucionar problemas del mismo

Estos objetivos son muy diferentes. Los programas y las técnicas utilizadas para llevar a cabo la estimulación son también DIFERENTES. Por consiguiente, cualquier estimulación NO es válida o suficiente para determinados casos, sobre todo cuando hay un problema que solucionar o paliar.

Podría parecer que baste con aclarar este punto, pero sigue aún habiendo demasiada confusión dentro de estos dos grandes grupos de la estimulación.

- Tomemos el primero, el de la estimulación dirigida a niños SIN problemas del desarrolloLa “estimulación temprana” propiamente dicha.

Ésta es una estimulación que realizamos padres y educadores. Buscamos un desarrollo adecuado en nuestros hijos y alumnos mediante métodos y técnicas elaboradas por profesionales y que conllevan unas actividades estructuradas que se repiten a diario, son breves y variadas. La repetición es esencial para la creación de nuevos circuitos neuronales y para el aprendizaje. La brevedad y la rapidez en la realización de la actividad son vitales para el mantenimiento de la atención en el niño pequeño, (también influyen en su aprendizaje). Y todo esto lo procuramos hacer de la forma más lúdica posible. La estimulación debe ser multisensorial por lo que se procura utilizar actividades que estimulen las vías visuales, auditivas, táctiles y el movimiento principalmente. Se intentan abrir nuevos intereses en el niño poniéndole en contacto con cosas que habitualmente no están presentes en su entorno y también aprovechamos su gran ansia de aprender y su curiosidad por todo.

Sé que esto vuelve a resultar un concepto muy “amplio”. Es cierto, y en la estimulación temprana cabe todo tipo de actividad que agrade al niño. Pero suele cometerse el error de decir que se hace estimulación temprana cuando simplemente se juega con el niño. Jugar es maravilloso y algo totalmente necesario. El problema es que muchos padres aplican su propio método o acuden con sus hijos a centros donde hacen puzzles, juegan con el ordenador, realizan alguna actividad de motricidad… todo ello sin una estructura y de forma libre… y creen que esto es “estimulación temprana”. Bueno, esto es estimular a un niño, no cabe duda, pero habría que aplicarle otro nombre como el ya mencionado: “jugar”, o quizá también en ocasiones “enseñar”, “aprender”, “experimentar”… Si no hay una repetición mínima y continuada, si las actividades no están estructuradas, hay que llamarlas de otra forma, porque NO es “estimulación temprana”.

- Ahora volvamos al grupo de niños con necesidades especiales… Aquí también tiende a llamarse “estimulación temprana” a lo que no lo es en realidad. Decíamos que la estimulación temprana ayuda al niño a desarrollarse plenamente y por esto es muy beneficiosa para todos los niños sin excepción. Por esto también lo es para niños con dificultades. Sí, la estimulación temprana puede ser muy beneficiosa y necesaria para estos niños y sobre todo como prevención en la aparición de problemas en niños de riesgo. La estimulación temprana puede ser realmente vital y se hace totalmente necesaria en estos casos.

Pero… el término “estimulación temprana” sólo contribuye a agregar más confusión cuando la utilizamos para casos de niños con problemas del desarrollo. No debería utilizarse este término pues hay otros que son mucho más específicos. Por ejemplo: “atención temprana”, que hace referencia a todas las intervenciones que se realizan con niños menores de seis años como respuesta a trastornos en el desarrollo.

Desde las terapias alternativas y la neuropsicología, se utilizan términos como “estimulación cerebral”, “organización neurológica”, etc… Con estos términos no quiero crear más confusión aún. Estos términos hacen todos referencia a una misma cosa: a un programa parecido al de la estimulación temprana, pero diseñado exclusivamente para un niño en función de sus necesidades concretas y aplicado de una forma intensiva. Esto debe realizarlo un profesional tras una exhaustiva evaluación del nivel de desarrollo del niño en todas sus áreas. Es una estimulación estructurada que se realizará de forma repetida y diaria durante un tiempo determinado. Puede llevarse a cabo en un centro por terapeutas, o pueden hacerlo los padres en sus casas y acudir al centro para los controles de evaluación y modificaciones necesarias en el programa.

En este caso no estamos hablando simplemente de “estimulación temprana”, sino de mucho más, y por esto pienso que no debe utilizarse este término. Estamos haciendo referencia a TERAPIAS, a TRATAMIENTOS. Y entre éstos y la estimulación que busca un adecuado desarrollo en el niño sano hay mucha DIFERENCIA.

Conclusión. Desde mi punto de vista, ESTIMULACIÓN TEMPRANA es lo siguiente:

- actividades que estimulan el desarrollo en el niño sano
- actividades que estimulan el desarrollo y previenen problemas del mismo en niños de riesgo

Para los casos en los que existan problemas del desarrollo, debería considerarse seriamente utilizar otro término más relacionado con una terapia o tratamiento, esto NO lo es, en principio, la “estimulación temprana”.

Rosina Uriarte

El artículo completo puede ser leido en su página original: Visitar página

DUDAS Y PREJUICIOS ENTORNO AL APRENDIZAJE TEMPRANO

Posted by aggregator enero - 11 - 2009 - Domingo Comentarios desactivados


Por Pablo Pascual Sorribas
Maestro, licenciado en Historia y logopeda.
Publicado en Solohijos.com

Algunos padres no están de acuerdo en estimular la inteligencia de sus hijos. Creen que los niños estimulados se aburren en la escuela, no saben jugar o son antisociales. Éstos y otros prejuicios entorno al aprendizaje temprano originan miedos e inseguridades infundadas. Desde aquí se defiende que una estimulación adecuada siempre es positiva para el niño.

La doctora María Montessori, con sus estudios del niño y sus aportaciones sobre el desarrollo y educación de los sentidos es, tal vez, la gran precursora de este movimiento que hoy llamamos aprendizaje temprano. Ella ya defendía, en la primera mitad del siglo XX, que un niño puede empezar a leer a los dos años. Más tarde, Glenn Doman, que trabajaba en la rehabilitación de niños con lesiones cerebrales, y a la vista de los resultados obtenidos, se hizo la siguiente reflexión:

¿Qué pasaría si aplicáramos a niños normales, que disponen de todo su potencial cerebral, las técnicas que practicamos con los disminuidos?

Desde ese momento empezó a aplicar en niños sin lesiones cerebrales técnicas de desarrollo sensorial que usaba con los lesionados. El resultado ha sido que los niños aprenden tanto y adquieren tantas habilidades que a los adultos les cuesta digerir y aceptar que, en algunos aspectos, un niño de 6 años puede ser superior a nosotros.

Cuando no se acepta esta realidad es cuando se generan mitos que tratan de “prevenir” a los padres de los peligros que supone tener un hijo intelectualmente estimulado. Estos son los más frecuentes:

- Un niño cuyos conocimientos son superiores a la media se aburrirá, cuando llegue al colegio.
Todos los maestros y profesores, en ocasiones, hemos visto algunos niños aburridos en el aula. Pero, curiosamente, los que generalmente se aburren más son aquellos cuya capacidad no les permite seguir el ritmo de la dase. Estos son los niños que, además de aburrirse, lo pasan mal, porque la falta de éxito debilita su autoestima. Los niños listos (¿no debería sustituirse por “estimulados”?) sólo requieren comprensión y más trabajo para seguir aprendiendo.
Si los niños con talento se aburren, el resto de la clase se aburre mucho más. Como profesor puedo asegurar que es mucho más estimulante y motivador tener alumnos con conocimientos superiores a la media que no lo contrario.

- Los niños que reciben aprendizaje temprano son soberbios.
Puede ser que niños que han realizado aprendizaje temprano sean soberbios e incluso impertinentes. ¿Pero lo son por haber hecho aprendizaje temprano? ¿No hay también niños que han sido poco estimulados intelectualmente y que también son soberbios? Si se plantea el problema con un poco de objetividad, cualquier persona que tenga experiencia con niños reconocerá que los ha conocido encantadores y menos encantadores, independientemente de sus capacidades y de sus conocimientos. La soberbia y la estupidez no son inherentes, ni mucho menos exclusivos, a los niños estimulados.
El problema del niño que toca el violín a los 4 años, que corre mucho, o que posee cualquier otra habilidad y se comporta con soberbia, no es lo que tiene, sino lo que le falta. Probablemente, a este niño nadie le ha dicho que lo que él sabe es, únicamente, porque se lo han enseñado. Porque ha tenido la suerte de disfrutar de unos padres o de unos profesores que se han preocupado por él. Que cualquier niño que tenga las oportunidades que él ha tenido aprenderá igual o más que él. Por lo tanto, en ningún momento puede ni debe presumir de lo que sabe, sino ayudar a sus semejantes y dar las gracias a las personas que le han ayudado. De este modo empezaremos a educarle para ser sencillo y solidario con los demás, cualidades de las que carece el soberbio.

- Los niños que practican aprendizaje temprano no saben jugar y son antisociales.
No hay ningún estudio que permita afirmar esta idea con seriedad. Conozco niños que tocan el violín o el piano desde los tres años, que han recibido lenguaje escrito desde el año, que son brillantes en el colegio, y que al mismo tiempo son muy sociables, alegres y deportistas. No olvidemos que el aprendizaje temprano también incluye programas de desarrollo físico. Lo que ocurre es que, ante lo negativo, normalmente se generaliza a partir de un niño y, ante una realidad que contradice nuestro prejuicio, decimos que es la excepción que confirma la regla.
Por desgracia, también he conocido niños solitarios con problemas de relación social, algunos con buenas capacidades intelectuales y otros sin ellas. Porque lo que aprecian los niños para hacer amigos es la valentía, la bondad, la generosidad para prestar cosas, la capacidad de perdonar y de comprender… valores que, afortunadamente, puede tener cualquier persona independientemente de su capacidad intelectual y académica. Pero en nigún momento hay una relación directa entre éxito en los estudios y problemas sociales.
Los niños que han sido estimulados en su primera infancia también saben jugar. En la escuela se puede ver todos los días cómo juegan e interaccionan con los demás tanto en juegos de movimiento y deportivos como en juegos de mesa, haciendo carreteras o jugando con muñecos. Es más, como disponenen de recursos suelen tener ideas que son valoradas por los demás y disfrutadas por todos.

- Los niños que practican aprendizaje temprano no son creativos. Dice Glenn Doman en su obra Cómo multiplicar la Inteligencia de su bebé que el conocimiento no es la inteligencia, pero sí es la base de la inteligencia. O por lo menos del comportamiento inteligente. Cuando una persona ha de solucionar un problema, del tipo que sea, lo primero que hace es recurrir a sus conocimientos previos. Si en nuestro “banco de datos” no hay experiencias y conocimientos directos o indirectos relacionados con el tema que nos ocupa, no podemos solucionarlo. Hemos de informarnos para buscar soluciones.

¿Conoces a alguien creativo en el campo musical y que no sea músico? ¿Conoces a alguien creativo en el campo de la literatura pero que no sepa leer? (La escritura es la salida, “la producción” consecuencia de la entrada, que es la lectura. Todos los grandes escritores han sido y son grandes lectores.) ¿Crees que Newton o Einstein hubieran formulado sus teorías sin saber física?
En los niños pasa igual. Los niños con más ideas originales son los que tienen mayor riqueza interior porque se les han proporcionado oportunidades para adquirir más conocimientos y más habilidades.En este sentido, hemos de agradecer al filósofo José A. Marina la publicación de sus pensamientos sobre la inteligencia creadora, el ingenio y la voluntad. Con ellos pone de relieve que los humanos no podemos crear de la nada, sino que la creatividad es fruto del esfuerzo y de la constancia que nos proporcionan los recursos. Como decía Ramón y Cajal, nadie ha hecho más daño a la humanidad que aquéllos que dicen que los inventos y las ideas brillantes son fruto de las dotes naturales y de la inspiración, y no del estudio y del esfuerzo constante.

Personalmente llevo muchos años practicando y recomendando el aprendizaje temprano y estos son los mitos que padres y profesores me han planteado con más frecuencia. No conozco ningún parvulario o centro de enseñanza ni tampoco ningún padre o madre que haya apostado por el aprendizaje temprano y que lo haya dejado por estos prejuicios. Al contrario, no solo están muy satisfechos y entusiasmados por la gran mejora que experimentan los niños, sino que tratan de favorecer en la educación de sus hijos en casa desde edades más tempranas (¡Desde el 5º mes de embarazo ya es conveniente estimular al bebé!).

De todos modos, el aprendizaje intelectual no es la solución a todos los problemas que plantea la educación de un niño. Es una dimensión importante de la persona, que debemos facilitarle en la medida de nuestras posibilidades, para que nuestro hijo pueda disfrutar aprendiendo y para que sea capaz de ayudar a los demás.

El artículo completo puede ser leido en su página original: Visitar página

“La misión principal de la escuela ya no es enseñar cosas”

Posted by Pamela Ferreira enero - 9 - 2009 - Viernes 1 COMMENT

En el diario digital de la Nación me encontré con la siguiente entrevista realizada al Padagogo Italiano Francesco Tonucci por Agustina Lanuss. Trata sobre la nueva misión a la cual se enfrenta la escuela.

“La misión de la escuela ya no es enseñar cosas. Eso lo hace mejor la TV o Internet.” La definición, llamada a suscitar una fuerte polémica, es del reconocido pedagogo italiano Francesco Tonucci. Pero si la escuela ya no tiene que enseñar, ¿cuál es su misión? “Debe ser el lugar donde los chicos aprendan a manejar y usar bien las nuevas tecnologías, donde se transmita un método de trabajo e investigación científica, se fomente el conocimiento crítico y se aprenda a cooperar y trabajar en equipo”, responde.

Para Tonucci, de 68 años, nacido en Fano y radicado en Roma, el colegio no debe asumir un papel absorbente en la vida de los chicos. Por eso discrepa de los que defienden el doble turno escolar.

“Necesitamos de los niños para salvar nuestros colegios”, explica Tonucci, licenciado en Pedagogía en Milán, investigador, dibujante y autor de Con ojos de niño, La ciudad

de los niños y Cuando los niños dicen ¡Basta!, entre otros libros que han dejado huella en docentes y padres. Tonucci llegó a la Argentina por 15a. vez, invitado por el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, a quien definió como “un lujo de gobernante”.

Dialogó con LA NACION sobre lo que realmente importa a la hora de formar a los más chicos y dejó varias lecciones, que muchos maestros podrían anotar para poner en marcha a partir del próximo ciclo escolar.

Propuso, en primer lugar, que los maestros aprendan a escuchar lo que dicen los niños; que se basen en el conocimiento que ellos traen de sus experiencias infantiles para empezar a dar clase. “No hay que considerar a los adultos como propietarios de la verdad que anuncian desde una tarima”, explicó.

Recomendó que “las escuelas sean bellas, con jardines, huertas donde los chicos puedan jugar y pasear tranquilos; y no con patios enormes y juegos uniformes que no sugieren nada más que descarga explosiva para niños sobreexigidos”.

Y que los maestros no llenen de contenidos a sus estudiantes, sino que escuchen lo que ellos ya saben, y que propongan métodos interesantes para discutir el conocimiento que ellos traen de sus casas, de Internet, de los documentales televisivos. “¡Que se acaben los deberes! Que la escuela sepa que no tiene el derecho de ocupar toda la vida de los niños. Que se les dé el tiempo para jugar. Y mucho”, es parte de su decálogo.

De hablar pausado y de pensamiento agudo, Tonucci transmite la imagen de un padre, un abuelo, un educador que aprendió a ver la vida desde la perspectiva de los niños. Y recorre el mundo pidiendo a gritos a políticos y dirigentes que respeten la voz de los más pequeños.

-¿Cómo concibe usted una buena escuela?

-La escuela debe hacerse cargo de las bases culturales de los chicos. Antes de ponerse a enseñar contenidos, debería pensarse a sí misma como un lugar que ofrezca una propuesta rica: un espacio placentero donde se escuche música en los recreos, que esté inundado de arte; donde se les lean a los chicos durante quince minutos libros cultos para que tomen contacto con la emoción de la lectura. Los niños no son sacos vacíos que hay que “llenar” porque no saben nada. Los maestros deben valorar el conocimiento, la historia familiar que cada pequeño de seis años trae consigo.

-¿Cómo se deberían transmitir los conocimientos?

-En realidad, los conocimientos ya están en medio de nosotros: en los documentales, en Internet, en los libros. El colegio debe enseñar utilizando un método científico. No creo en la postura dogmática de la maestra que tiene el saber y que lo transmite desde una tarima o un pizarrón mientras los alumnos (los que no saben nada), anotan y escuchan mudos y aburridos. El niño aprende a callarse y se calla toda la vida. Pierde curiosidad y actitud crítica.

-¿Qué recomienda?

-Me imagino aulas sin pupitres, con mesas alrededor de las cuales se sientan todos: alumnos y docentes. Y donde todos juntos apoyan, en el centro, sus conocimientos, que son contradictorios, se hacen preguntas y avanzan en la búsqueda de la verdad. Que no es única ni inamovible.

-¿Cuál es rol del maestro?

-El de un facilitador, un adulto que escuche y proponga métodos y experiencias interesantes de aprendizaje. Generalmente los pequeños no están acostumbrados a compartir sus opiniones, a decir lo que no les gusta. Los docentes deberían tener una actitud de curiosidad frente a lo que los alumnos saben y quieren. Les pediría a los maestros que invitaran a los niños a llevar su mundo dentro del colegio, que les permitieran traer sus canicas, sus animalitos, todo lo que hace a su vida infantil. Y que juntos salieran a explorar el afuera.

-Varias veces usted ha dicho que la escuela no se relaciona con la vida. ¿Por qué?

-Porque propone conocimientos inútiles que nada tienen que ver con el mundo que rodea al niño. Y con razón éstos se aburren. Hoy no es necesario estudiar historia de los antepasados, sino la actual. Hay que pedirles a los alumnos que se conecten con su microhistoria familiar, la historia de su barrio. Que traigan el periódico al aula y se estudie sobre la base de cuestiones que tienen que ver con el aquí y ahora. Esto los ayudará a interesarse luego por culturas más lejanas y entrar en contacto con ellas.

-¿Cómo se puede motivar a los alumnos frente a los atractivos avances de la tecnología: el chat, el teléfono celular, los juegos de la computadora, el iPod, la play station?

-El colegio no debe competir con instrumentos mucho más ricos y capaces. No debe pensar que su papel es enseñar cosas. Esto lo hace mejor la TV o Internet. La escuela debe ser el lugar donde se aprenda a manejar y utilizar bien esta tecnología, donde se trasmita un método de trabajo e investigación científica, se fomente el conocimiento crítico y se aprenda a cooperar y trabajar en equipo.

-¿Es positiva la doble escolaridad?

En Italia llamamos a este fenómeno “escuelas de tiempo pleno”. La pregunta que me surge es: ¿pleno de qué? Esta es la cuestión. La escuela está asumiendo un papel demasiado absorbente en la vida de los niños. No debe invadir todo su tiempo. La tarea escolar, por ejemplo, no tiene ningún valor pedagógico. No sirve ni para profundizar ni para recuperar conocimientos. Hay que darles tiempo a los niños. La Convención de los Derechos del Niño les reconoce a ellos dos derechos: a instruirse y a jugar. Deberíamos defender el derecho al juego hasta considerarlo un deber.

Fuente Original:

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1085047

Acerca de nosotros

SUR Cultural surgió en el año 2005, teniendo como objetivo el difundir todo aquello que estuviera relacionado con la cultura uruguaya. Es por eso que el primer contenido que se publicó fue sobre el Primer Encuentro Nacional de Revalorización Cultural.
Siempre que hagamos algo con verdadero gusto obtendremos la felicidad.
Así que podemos describir a SUR Cultural como el lugar donde se educa para la vida.

Sitemap