¿Es posible el tratamiento del TDA/H sin medicación?

Posted by Pamela Ferreira febrero - 18 - 2010 - Jueves Comentarios desactivados

Los padres se preguntan muy a menudo, si es posible el tratamiento de un niño con TDA/H sin medicación. Los especialistas de algunos institutos dedicados a este trastorno dicen que depende del tipo de caso, si es grave o más leve.

Hay casos en los que el TDA/H puede ser enfrentado apenas con tratamientos psicoterapeúticos, pedagógicos y con orientación de los padres, docentes, etc. Esto es cuando el trastorno es menos intenso, que se debe más bien a factores relacionados con la historia de vida de la persona o padrones de comportamiento, o presenta alto grado de ansiedad, autoestima baja, problemas de aprendizaje, dislexia u otros.

En cambio, cuando ésto se debe a alteraciones en el funcionamiento de la corteza pré- frontal (alteraciones orgánicas relevantes) siempre es necesario incluír medicación.

por http://www.revistadatribuna.com.br

Las alteraciones orgánicas pueden ser tratadas con medicación a base de estimulantes (ejemplo: retalin) o mediante una nueva alternativa, que se llama Neurofeedback.

La especialista en este tratamiento Judith. A. Peters nos explica que el Neurofeedback es:

Es una técnica que permite a una persona a modificar sus ondas cerebrales. Se utiliza para muchas afecciones y discapacidades en el que el cerebro no está funcionando tan bien como podría hacerlo.

Ayuda a los trastornos del estado de ánimo de control, como la ansiedad y la depresión, o problemas con el sistema nervioso central, como trastornos de conducta, rabietas, incapacidades de aprendizaje específicos o ADHD, trastornos del sueño, la epilepsia, la disfunción cognitiva resultante de trauma en la cabeza, derrame cerebral, o el envejecimiento.

También se utiliza en pacientes sometidos a tratamiento contra el cáncer, al reducir el estrés, el dolor y las náuseas, y la mejora de la inmunidad.

A esta técnica también se le llama neurología, neurobiofeedback o biorretroalimentación EEG (EEGBF).

Comparto con ustedes un video que explica claramente en que consiste la misma.

Por otro lado, también hay una gran variedad de tratamientos naturales aunque los científicos no los reconocen, que son por ejemplo:

  • Flores de Bach,
  • Fitoterapia,
  • Vitaminas y oligoelementos,
  • Complementos dietéticos

A lo último, dejo links con información sobre cada una de estas alternativas.

Como padres debemos de probar diferentes alternativas y optar por la que dé mejores resultados.

Links:

  • El TDAH y remedios naturales

http://www.enbuenasmanos.com/articulos/muestra.asp?art=1672

  • Remedios naturales para el TDAH

http://www.trucosnaturales.com/remedios-naturales-para-el-tdah

  • Tratamiento con fitoterapia combinada

http://globedia.com/tratamiento-fitoterapia-combinada

El tipo de alimentación es importante para los niños con TDA/H

Posted by Pamela Ferreira febrero - 4 - 2010 - Jueves Comentarios desactivados

El funcionamiento del cerebro depende de los alimentos que consumimos, investigaciones han demostrado que ciertos tipos de alimentos agilizan más el intelecto que otros.

Para los estudiantes que estudian constantemente es conveniente que no falten los carbohidratos complejos (de origen animal, como la carne y el pescado, o vegetal, como las verduras, cereales y legumbres y sus derivados: pan, pastas y harinas) que aportan energía continuamente, calman la mente y combaten la fatiga.

De modo general, podemos clasificar a los alimentos en dos grandes grupos,aquellos que incrementan el desempeño cerebral y aquellos que hacen que el cerebro funcione de manera más lenta.

por http://img.blogdeblogs.com/

En el caso de los niños con TDA/H son recomendable las proteínas y los carbohidratos de digestión lenta, debido a la hipofunción que presentan en las áreas prefrontales.

Las proteínas de origen animal son: carne, leche y derivados, huevos, pescados y mariscos; las de origen vegetal son: cereales, leguminosas, soja, frutos secos, frutas y hortalizas, raíces y tubérculos.

Con respecto a los carbohidratos de digestión lenta, son los complejos, los que no te bajan el azúcar de repente como los panes integrales (solo integrales), verduras y frutas.

Por el contrario, los carbohidratos de digestión rápida son los azúcares simples y harina blanca.  Se caracterizan porque cuando son ingeridos pasan rápidamente por el corriente sanguíneo, causando un aumento abrupto de los niveles de glucosa. Por esto, cuando consumimos carbohidratos de este tipo nuestro cerebro queda inestable, sin freno, lo que es inconveniente para las necesidades de un cerebro que tiene claras dificultades de mantener padrones estables de funcionamiento.

Sugerencias de alimentación:

Desayuno -  más proteínas y menos carbohidratos. Eliminar cereales con azúcar, sucaritos o achocolatados. Optar por huevos o fiambres y pan integral (carbohidratos de digestión lenta, entre 30% a 40%). Verificar si hay alergia a la leche.

Almuerzo - evitar alimentos pesados y postres dulces.

Otras comidas del dia: mantener un equilíbrio entre las proteínas y los carbohidratos.

Beber bastante agua entre 1 litro y medio y 2 litros, dejar de lado los refrescos o bebidas gaseosas.

Bibliografía:

http://www.saludalia.com/Saludalia/web_saludalia/vivir_sano/doc/nutricion/doc/proteinas2.htm

http://www.alimentariaonline.com/desplegar_nota.asp?did=1152

http://www.alimentacion-sana.com.ar/Portal%20nuevo/actualizaciones/hiperactividad.htm

http://www.deficitdeatencion.org/oct_01.htm

A continuación publico el resumen de un estudio que viene a demostrar lo que los maestros de educación infantil venimos constatando desde siempre en nuestro día a día: que los trastornos de atención muchas veces se ven claramente ya en esta etapa escolar.

Se sigue insistiendo en que el déficit de atención y la hiperactividad no pueden o no deben diagnosticarse antes de los cinco o seis años. Siempre he sospechado, y pido perdón si me equivoco, que la única razón para esto es porque no existen soluciones médicas para este trastorno ya que no se les medica hasta esta edad. Pero la realidad es que algunos niños distan mucho del grupo de sus compañeros en cuanto a su capacidad de atención, y lo que queda claro es que cuando algo se sale de la norma de forma evidente, es una razón para estar alerta.

La edad de la educación infantil, de 0 a 6 años, es una etapa delicada pues desde aquí no podemos predecir el futuro con certeza y asegurar que un niño vaya a tener necesariamente problemas o no. Es por esto que resulta perfectamente justificable que muchos padres esperen a ver si realmente existen estos problemas en el futuro escolar del niño una vez que está ya en primaria. Sin embargo, la edad de la educación infantil es a su vez el mejor momento para actuar y prevenir o luchar contra todo tipo de trastornos del desarrollo y del aprendizaje.

Es en este momento cuando el sistema nervioso central (cerebro) del niño es más plástico. Es cuando podemos actuar y lograr mejores resultados en menos tiempo. Cada año que pasa supondrá más trabajo, un trabajo más intensivo y más largo todos los días y también a lo largo del tiempo hasta lograr los resultados buscados. Y los resultados probablemente nunca lleguen a ser igual de buenos que si nos hubiésemos puesto manos a la obra años antes. Es por esto que es necesario que tomemos conciencia de la importancia de diagnosticar, o al menos alertar, para prevenir posibles dificultades de aprendizaje futuros. Es cuestión de ir adoptando una mayor cultura de la prevención. Si lo consiguiéramos no tendríamos que lamentar tantos casos de fracaso escolar en nuestros adolescentes.

Este artículo es un paso más hacia este cambio tan necesario. Confiemos en que muy pronto estos estudios se materialicen en medidas preventivas y terapéuticas para evitar y erradicar muchos trastornos del aprendizaje.

Rosina Uriarte

Resumen [texto completo en inglés]. Publicado en psiquiatria.com

Científicos de la Universidad de California-Davis han constatado que existe una relación directa entre los problemas de atención de niños en edad preescolar y el bajo rendimiento académico de éstos en la adolescencia, independientemente del cociente intelectual (CI) que tengan los pequeños.

Los resultados de la investigación, que han sido publicados en la revista “Pediatrics” señalan que la incapacidad de los niños más pequeños para estar atentos cuando empiezan a estudiar en la escuela es el elemento que más condicionará sus resultados académicos al final del instituto.

Para la presente investigación se analizaron datos de 693 niños, que en primer lugar fueron estudiados a los cinco-seis años de edad y posteriormente a los 17-18 años. En las primeras pruebas se analizaron los problemas de comportamiento de dichos niños y también su cociente intelectual, mientras que en la segunda se comprobó el rendimiento académico de los adolescentes en matemáticas y lectura.

Así, los investigadores descubrieron que la falta de atención en párvulos era el único comportamiento a partir del cual se podían predecir de manera consistente los futuros resultados en lectura y matemáticas de los individuos estudiados.

Los científicos de la UC Davis utilizaron los datos de 693 de estos niños, y se centraron en tres categorías de comportamiento, según las puntuaciones proporcionadas por sus profesores: comportamientos interiorizados (como la ansiedad o la depresión); comportamientos de exteriorización (como jugar algún papel o romper las normas); y problemas de atención, que incluían el nerviosismo y la incapacidad para centrarse en una actividad concreta.

También fueron tenidos en cuenta otros factores, como el CI de los niños o el hecho de que algunos de ellos presentaran algún trastorno psiquiátrico, con el fin de establecer de la manera más fiable posible las relaciones de todos estos factores con los resultados académicos en el futuro.

Al identificar el déficit de atención en preescolar como el problema de comportamiento que más afecta al rendimiento académico incluso años más tarde, el estudio ayudará a decidir el enfoque y la dirección de la atención a estos niños.

Para acceder al texto completo consulte las características de suscripción de la fuente original: pediatrics.aappublications.org/

El artículo completo puede ser leido en su página original: Visitar página

El Trastorno por Déficit de Atención (TDA) y su medicación.

Posted by Luis Teszkiewicz marzo - 25 - 2009 - Miércoles Comentarios desactivados

por Luis Teszkiewicz y Marina Averbach

El metilfenidato (MFD), un psicoestimulante más conocido por las marcas comerciales con que se presenta (Concerta, Medikinet o Rubifen, entre otras) es el medicamento de elección en niños y adultos diagnosticados de TDA, Trastorno por Déficit de Atención.
Lo que hace que en el caso de esta droga se haya producido un auténtico debate sobre su riesgo y su beneficio es que es el primer psicotrópico cuyo uso se ha generalizado en niños.
¿Cuándo es necesario medicar? ¿Qué efectos adversos pueden presentarse? ¿Cuáles son los riesgos y los beneficios de la medicación?”

El metilfenidato (MFD) es un psicoestimulante, más conocido por las marcas comerciales con que se presenta, Concerta, Medikinet o Rubifen, entre otras, y es el medicamento de elección en niños y adultos diagnosticados de TDA, Trastorno por Déficit de Atención, antes llamado Hiperkinesia o Hiperactividad, ya que disminuye la inquietud motora y aumenta la atención y la memoria, favoreciendo la capacidad de concentración.

pastilla

En realidad, desde los años 30 del siglo pasado se conocen los efectos positivos sobre la hiperactividad de las anfetaminas, pero su uso no se ha generalizado hasta encontrar un derivado con menos efectos adversos.

Los efectos secundarios son los propios de un estimulante. Los más frecuentes son: nerviosismo, insomnio, disminución del apetito. Aunque con menor frecuencia, pueden presentarse también cefaleas, dolor abdominal, sequedad de boca, taquicardia o pérdida de peso.

Todos estos efectos secundarios suelen presentarse en el inicio del tratamiento y desaparecer espontáneamente al poco tiempo, pero no siempre.

Por otro lado, existen evidencias de que el MFD puede causar una ligera desaceleración del crecimiento. Generalmente se recupera una altura normal en la adolescencia.

En sentido contrario, existen estudios que parecen establecer que, estadísticamente, los muchachos medicados con Ritalina serían menos proclives al consumo de drogas ilegales en la adolescencia, conclusión que se ve relativizada por ser el mismo medicamento un potente estimulante pasible de adicción, algo que adquiere importancia a medida que avanza la edad del paciente y el uso y abuso de la medicación escapan al control materno y paterno.

Estudios a largo plazo (uno o varios años) no evidencian efectos indeseados pero, al ser una droga cuyo uso se generalizó recién en los años 90, aún es pronto para contar con datos extensos a muy largo plazo.

Por el contrario, está contraindicado en presencia de glaucoma, hipertiroidismo, angina de pecho o arritmia cardiaca. También está contraindicado si el niño presenta mucha ansiedad o agitación porque sus propiedades estimulantes podrían agravarlas.

En resumen, los potenciales efectos adversos no parecen tan graves como para desechar la medicación cuando su uso esté justificado, pero la Ritalina o Rubifen, como cualquier otro medicamento, no es inocuo ni carece de efectos secundarios, por lo que es el psiquiatra quien debe establecer si los beneficios esperables justifican los riesgos asumidos.

Lo que hace que en el caso de esta droga se haya producido un auténtico debate sobre su riesgo y su beneficio es que es el primer psicotrópico cuyo uso se ha generalizado en niños. No contribuyen a la pureza del debate los intereses económicos de los laboratorios productores del medicamento que han financiado, directa o indirectamente, la mayoría de los estudios, ni el rechazo por razones de prejuicio emprendido por organizaciones no científicas, como la Cienciología que, pese a su nombre, es un culto religioso, no científico.

Así, según algunos profesionales, el TDA está subdiagnosticado; mientras que, según otros, igualmente respetables, está sobrediagnosticado, cuando no absolutamente injustificado y, consecuentemente, el uso del MFD injustificadamente extendido.

Ciertos estudios en Estados Unidos (el país de “vanguardia” tanto en el diagnóstico como en el tratamiento) establecen que hasta un 5% de la población infantil podría padecer este trastorno. Comparando este dato con el hecho de que “sólo” el 2% de los niños están medicados, podríamos deducir un sub-diagnóstico del 3% de la población infantil (partiendo siempre de la idea de que todo niño con ese diagnóstico debe consumir medicación, algo que es discutible).

Este dato presenta una cierta dispersión: si limitamos el estudio a los niños a partir de los 10 años nos encontramos con que el 10% de ellos está siendo medicado, lo que indicaría un sobrediagnóstico en el 50% de los casos en niños de esa edad.

El diagnóstico y tratamiento farmacológico se están extendiendo en el mundo. Dentro del mundo de habla hispana, España y Argentina se acercan rápidamente a los índices de medicación norteamericanos, mientras que en el resto de hispanoamérica el trastorno podría estar sub-diagnosticado (o sub-medicado).

En nuestra experiencia clínica recibimos en consulta muchos niños diagnosticados de TDA, incluyendo algunos a los que ya les ha sido indicada la medicación, y en 2 o 3 de cada 4 casos el diagnóstico parece apresurado, cuando no erróneo.

Muchas veces nos basta una entrevista para establecer la simple comprobación empírica de que ese niño, que supuestamente padece un déficit de atención de causa orgánica, ha mantenido su concentración durante los 30’, 40’ o 50’ que dura la entrevista. Sean cuales sean sus dificultades, lo más probable es que sean emocionales y, en ningún caso, un TDA. Esos niños podrían haber recibido un tratamiento médico innecesario, algo que en ningún caso es recomendable.

Por otro lado, los niños no diagnosticados no llegan a consulta, por lo que podría haber muchos casos en que el trastorno hubiera sido pasado por alto.

Recientemente en USA, por recomendación de la Agencia del Medicamento de Estados Unidos (FDA), se ha incluido una advertencia en los envases de estos fármacos por su supuesta potencial peligrosidad. La FDA ha actuado movida fundamentalmente por la preocupación por los efectos a largo plazo sobre el sistema cardiovascular, dado que se han encontrado cambios menores, pero estadísticamente significativos, en la presión sanguínea y el ritmo cardiaco. En su recomendación podría también haber influido otra preocupación: la de que docentes y padres presionen a los médicos a indicar la medicación en los casos de niños de difícil manejo, aún cuando no padezcan el trastorno para el que el MFD está indicado.

Hay una evidencia que nos parece significativa porque pone al descubierto las complejas relaciones entre ciencia y sociedad en el campo de la medicina y, más aún, en el sensible campo de la psiquiatría y la psicofarmacología: a partir de esta advertencia de la FDA se ha reducido significativamente en USA la prescripción de MFD sin que se hubieran producido nuevos descubrimientos sobre el trastorno ni sobre la medicación.

Conclusiones:

1 – El Trastorno por Déficit de Atención (TDA) o Trastorno Hipercinésico de supuesto origen orgánico, pese a ser reconocido por la Asociación de Psiquiatría Americana y la Organización Mundial de la Salud continúa siendo un diagnóstico controvertido por:

a – Pese a haber transcurrido más de un siglo de existencia del diagnóstico no ha llegado a demostrarse su origen orgánico en forma irrefutable. Esto no quiere decir que no tenga causas orgánicas, sino que probablemente se origine en más de una causa.

b – El diagnóstico incluye valoraciones cuantitativas, subjetivamente interpretables

c – No es de fácil manejo en la clínica. La falta de atención o la hiperactividad, sus síntomas más característicos, pueden responder a diversas causas y requerir diferentes tratamientos.

2 –El metilfenidato ha demostrado su eficacia en la reducción de la inquietud motora y el aumento de la atención, la memoria y la capacidad de concentración tanto en niños como en adultos, con diagnóstico de TDA o sin él (por lo que su eficacia no es una prueba diagnóstica).

3 – Por lo tanto parece indicada su prescripción en aquellos casos en que no se hayan conseguido suficientes progresos con otras alternativas terapéuticas basadas en la palabra y el juego. Es más, al inhibir la hiperactividad puede llegar a facilitar el tratamiento psicoterapéutico.

4 – No parece indicado, en cambio, como tratamiento de primera elección.

5 – Tampoco como sustituto del tratamiento psicoterapéutico al que, en todo caso, debe acompañar, ya que de reducirse el tratamiento a la medicación podría resultar que la interrupción de la medicación desencadenara una recaída con recrudecimiento de la sintomatología.

Luis Teszkiewicz – Psicoterapeuta de Niños y Adolescentes

Dra. Marina Averbach – Médico Psiquiatra y Psicoterapeuta

PERSONA PSI: Psicoterapias Personalizadas

Madrid y Majadahonda (España)

www.persona-psi.com

Sugerencias para trabajar con niños hiperactivos

Posted by Pamela Ferreira marzo - 18 - 2009 - Miércoles 22 COMMENTS

Hemos hablado en otras ocasiones sobre el concepto de hiperactividad, características y causas pero no hemos ahondado lo suficiente en las pautas para trabajar con estos niños.

En este espacio, nos dedicaremos a otorgar algunas sugerencias para abordar este tema desde nuestra tarea docente.

Los síntomas del TDA/H pueden no aparecer o atenuarse ante ciertas situaciones que son:

  • Trabajo uno a uno
  • Ante estímulos novedosos
  • Frente a una figura (generalmente masculina) de autoridad.

Teniendo en cuenta esos aspectos es que elaboramos estas serie de sugerencias que pueden parecer algo conductistas, pero lo importante es que son adecuadas para tratar con estos chicos. Esta en cada docente ver lo que puede hacer, según sus posibilidades y elecciones personales.

  • Marcar rutinas: ya dijimos otras veces que es necesario armar un cronograma con las actividades que tendremos en toda la semana.
  • Afirmar normas: Estar siempre dialogando y reflexionando sobre cada acontecimiento positivo o negativo que suceda. Tener las normas escritas y colocarlas en un lugar visible.
  • Reforzar afectos: buscar momentos para hablar y trabajar de manera individual con esos niños.
  • Reforzarnos nosotros: Buscar siempre el apoyo de nuestros colegas y de especialistas en el tema.
  • Trabajar mucho a partir del juego. Por ejemplo: para lograr la tranquilidad y el silencio, se puede plantear el juego “El rey del silencio”.
  • Trabajar con fichas dos o tres veces por semana, no más de 15 minutos.
  • Flexibilidad, compromiso y voluntad (adaptación curricular): plantear actividades con varios niveles de dificultad.
  • Conocimiento e información sobre este trastorno: por experiencia les digo que cuando un docente esta al margen del tema, es muy dificil poder lograr algo con estos niños.
  • Comunicación estrecha entre el hogar y la escuela: las instituciones tienen que tener actividades de integración con las familias, realizar entrevistas, talleres, fiestas, etc. Eso si la única manera de lograr ésto, es que todo el equipo docente se ponga de acuerdo con las actividades a realizar durante todo el año y con las normas con respecto al tema. Hablar en reuniones docentes sobre cuáles serán los pasos ante por ejemplo: Un niño que se escapa de la clase, etc.
  • Brindar claridad y encuadre a los alumnos: usemos palabras claras y precisas, hagamos que repitan lo que comprendieron de cada propuesta planteada, etc.
  • Estrategias de enseñanza creativas, interactivas e interesantes. Utilizar los medios audiovisuales: la computadora, la TV, etc.
  • Trabajo en equipo: Es bueno cambiar de docente a través de talleres en diferentes áreas o cuando ya estamos sobrepasados por la situación mandar al niño a hacer la tarea a otra clase (hacer intercambios por poco tiempo).
  • Apoyo con equipo multidisciplinario: Tenemos que luchar porque todas las escuelas tengan un equipo de especialistas que nos ayuden en estas situaciones.
  • Posibilidad de tener otros espacios en la institución para que el alumno pueda salir y estar atendido y contenido: se me ocurre, quizás buscar padres que tengan tiempo libre y que puedan actuar de forma voluntaria, para estar de encargados de un espacio biblioteca.

Hay una lista de cosas que el docente no debería hacer:

  1. No se debe mostrar impaciencia
  2. No se debe suponer que es haragán
  3. No hay que pensar que el niño trabaja mal deliberadamente
  4. No hay que renunciar jamas
  5. No hay que intentar manejar todo solo
  6. No hay que dejar de comprometer a los padres
  7. No hay que olvidar a ese alumno callado y solo
  8. No hay que tener miedo de probar, modificar y hacer excepciones.

Los alumnos con necesidades especiales tienen que recibir excepciones.

Por último, quiero dejar bien claro que los docentes no pueden ayudar y educar a estos niños si están sólos. Deben reforzarse con los psicólogos, médicos, padres y todas los individuos que forman parte de la institución, que deberán estar al tanto de la situación actuando solidariamente en la tarea de contención afectiva.

Autora: Pamela Ferreira

Bibliografia:

  • “Trastornos del aprendizaje” Fejerman Natalio (1981)
  • “Cómo tratar y enseñar al niño con problemas de atención e hiperactividad?” Rief Sandra (1999)
  • “Trastorno y déficit de atención con hiperactividad” Santana Paiva Lustenberger (2003)

Pd: Quiero agradecer a la maestra María del Carmen Espíndola por haberme enseñado tanto con respecto al tema y por su gran apoyo en mi trabajo de aula.

Los expertos denuncian el abandono que sufren los alumnos hiperactivos

Posted by Pamela Ferreira marzo - 2 - 2009 - Lunes 1 COMMENT

Un manual para docentes dice que el 5% de los niños españoles padece este trastorno.

“Llegué a pensar que era tonto. Y lo peor: me llevaban de médico en médico y nadie era capaz de diagnosticar lo que me pasaba”. Es la amarga experiencia de Mario Lázaro. Tiene 19 años y padece el síndrome TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad). Es un hiperactivo, por decirlo con el desparpajo con que se expresa la gente. Sin tratamiento, estaba condenado al fracaso y, quizás, a la marginalidad social. Hoy, bien diagnosticado, Mario Lázaro es un brillante estudiante de Ingeniería de Minas, tiene novia, se relaciona bien con los amigos y estudia sin problemas, aunque ayudado por la eterna pastilla. En torno al 5% de la población infantil española padece TDAH, según los expertos reunidos por la editorial LoQueNoExiste en el libro Hiperactivos. Estrategias y técnicas para ayudarlos en casa y en la escuela.

¿En qué lugar de la clase debe sentarse un hiperactivo?, ¿con cuánto tiempo debe contar para un examen?, ¿cómo castigarle?, ¿hay trucos para captar su atención? La Asociación de Niños con Síndrome de Hiperactividad y Déficit de Atención (ANSHDA) espera que este libro llegue a todos los colegios y lo usen los profesores como un manual de comportamiento ante el problema. Los países más desarrollados, con Estados Unidos a la cabeza, tienen protocolos de actuación muy estrictos, de los que carece España.

Para continuar leyendo este artículo haz click aquí:

http://www.elpais.com/articulo/educacion/expertos/denuncian/abandono/sufren/alumnos/hiperactivos/elpepusocedu/20081222elpepiedu_3/Tes

Cómo prevenir el déficit atencional

Posted by Pamela Ferreira noviembre - 28 - 2008 - Viernes Comentarios desactivados

El Dr. Naouri promovió el tratamiento integral de la salud. Crear en los niños ciertos hábitos y rutinas a cumplir

Ana Maria Abel

El doctor Aldo Naouri (Libia, 1937) pediatra especialista en relaciones intrafamiliares es pionero en el desarrollo de una mirada integral sobre la salud infantil. Su consulta no es solo un espacio para examinar a niños, sino también una importante instancia de diálogo con los padres. En su último libro “Educar a nuestros hijos. Una tarea urgente” defiende la necesidad de la presencia de ambos padres, a pesar del apurado ritmo de vida, la ausencia prolongada del hogar, los dobles horarios y el pluriempleo.

A las madres que trabajan, les recomienda: “no hay que compensar la cantidad con una calidad extrema” puesto que en una hora y media no pueden brindarles lo que hubieran querido darles en más horas compartidas.

A los padres les aconseja no intentar repetir las funciones de la madre sino demostrar al niño con acciones concretas cómo para él, su mujer es lo que más le importa porque el niño ve al padre a través de los ojos de la madre: “cuando mis pacientes me preguntan qué hacer para ser buenos padres les digo: ¡arréglenselas para que su señora siga enamorada de usted!”.

Estas y otras recomendaciones suyas han obtenido positivos resultados en el tratamiento del TDAH, (transtorno de déficit atencional e hiperactividad) una disfunción producida por la insuficiencia de Dopamina, un neurotransmisor del cerebro. Naouri acentúa lo actitudinal de los padres aunque no descarta que hay niños que necesitan ser medicados prudente y controladamente por el especialista en salud mental.

¿Podemos en casa hacer una prevención eficaz de la evolución de este trastorno? Afirmativo: últimas investigaciones así lo demuestran. Los preventivos consejos del Dr. Naouri incluyen el crear desde la primera infancia rutinas y horarios adecuados de alimentación e higiene como evitar que se acuesten muy tarde cuando se tienen que levantar temprano para ir a clase, no saltear un desayuno abundante y adecuadamente equilibrado porque influye en el rendimiento intelectual y la capacidad de concentración. El cerebro necesita determinado nivel de glucosa para atender en clase, de lo contrario el organismo reclama energía de emergencia y los niños recurren a bebidas cola y dulces fuera de hora y la cafeína y azúcares crean en ellos una hiperactividad que les impide concentrarse.

Estos simples y sabios consejos no son la panacea universal, pero así como nuestro cuerpo se resiente cuando nos absorbe una preocupación o una simple gripe nos tira abajo anímicamente, a los hijos, estudiar para los exámenes sobrecarga la irrigación sanguínea del cerebro y repercute en que muchas veces no prueban bocado o sólo digieran alimentos ligeros. ¿A qué se deben estas interacciones? A que las personas poseemos tres dimensiones íntima y sustancialmente unidas: la corpórea, la afectiva y la racional.

Lograr una adecuada organización doméstica y un distendido ambiente en casa es una influencia preventiva positiva.

Los dibujos infantiles y su lenguaje.

A través de los dibujos de los niños se pueden atisbar rasgos de su carácter o situaciones emocionales que atraviesan. Conviene tener en cuenta que no pueden interpretarse de una manera aislada sino como parte de un conjunto más amplio de indicios.

Los viajes de los jóvenes.

Al terminar el último año de colegio o durante los años siguientes, algunos hijos buscan realizar un viaje al exterior para conocer otras culturas y costumbres. La realidad es que esos viajes hacen que ellos se conozcan más a sí mismos y les ayudan a madurar.

Fuente Original:

http://www.elpais.com.uy

Efectos secundarios de la pastillita para los niños inquietos

Posted by Pamela Ferreira noviembre - 21 - 2008 - Viernes Comentarios desactivados

Estudio. Presentan “Los hijos de Rita Lina”

ANA PAIS

El niño que hasta hace unas generaciones era “loco” y que luego pasó a ser “rebelde”, hoy tiene un Trastorno de Déficit de Atención. Desbordados, educadores y padres los medican, muchas veces sin diagnóstico, y los hacen sentir discapacitados.

“Yo tomo unas pastillas, Valcote, Risperidona y Ritalina todos los días, aunque a veces me olvido. Empecé a los 6 años, después la dejé y después empezaron los problemas (…). Yo quiero controlarme pero no puedo, no puedo, trato pero no puedo”, cuenta un pequeño de 11 años en el estudio Los hijos de Rita Lina que se presenta hoy en la Facultad de Ciencias Sociales.

Lejos del debate sobre pros y contras de los fármacos en la infancia, esta primera investigación del Grupo de Estudios sobre Discapacidad (Gedis) se centra en su uso en las escuelas de contexto crítico como regulador del carácter del niño sin diagnóstico previo de la enfermedad, denominada ADD, por sus siglas en inglés.

No obstante, medicamentos como la Ritalina requieren de receta rosada o naranja, es decir, la más estricta de las prescripciones, por tratarse de estupefacientes y anfetaminas.

“¿Quiénes recetan el medicamento? Los pediatras y/o psiquiatras. ¿Quiénes lo demandan? Los maestros, educadores, médicos y en menor medida los padres. ¿Por qué lo solicitan? Porque el niño, niña o adolescente `no logra estar tranquilo`, `no logra realizar los ejercicios`, porque es `violento con sus pares y autoridades`, porque `no permite que sus compañeros atiendan en clase`, porque `no se puede mantener el orden en el aula`”, explica el estudio.

En este contexto, la Ritalina o similares aparecen como “solución mágica”, en palabras de una integrante del equipo técnico de una escuela. Las investigadoras de Gedis encontraron dos situaciones preocupantes: el uso abusivo de fármacos sin los estudios requeridos y la necesidad de “normalizar” los comportamientos de los escolares como única forma de asegurar el trabajo en clase.

La madre de una pequeña medicada cuenta: “Antes se portaba mal y ahora se porta bien. Era necesario porque estaba horrible, no se podía con ella (…). Aparte la prolijidad de los cuadernos y todo. Antes le hablaba y era como hablarle a la pared (…). No se dejaba bañar y ahora va sola, ahora los deberes los hace todos los días”.

Según un psiquiatra infantil de Salud Pública entrevistado, el ADD afecta del 2% al 10% de los niños en edad escolar. Pero medicar a pequeños que no tienen una enfermedad los lleva a sentirse diferentes, inferiores y rechazados. Una maestra cuenta, por ejemplo, que después de que una colega le recordara a un alumno delante de sus compañeritos que debía tomar el fármaco, éstos empezaron a apodarlo “pastillero”.

En Los hijos de Rita Lina incluso se afirma que estas situaciones pueden constituirse en una discapacidad en la medida en que los niños dejan de realizar ciertas actividades.

Si bien en el estudio se aclara que se desconocen las consecuencias de suministrar estos fármacos sin diagnóstico de ADD, se cita un artículo publicado en el periódico especializado The Chiropractic Journal donde se describe la Ritalina como “altamente adictiva y peligrosa”, a tal grado que en Estados Unidos está en la misma categoría que sustancias como la cocaína, el opio y la morfina.

Cada año con más consumo

El metilfenidato es un psicoestimulante, más conocido por la marca comercial Ritalina, que existe desde hace más de 60 años, se explica en el estudio coordinado por María Noel Míguez. Sin embargo, cobró notoriedad en la década de los 90 cuando se difundió el diagnóstico de ADD, fenómeno unido a la prescripción del metilfenidato. Las integrantes del Gedis destacan investigaciones donde se afirma que en Estados Unidos el uso de la Ritalina se duplicó en los últimos 5 años y su producción subió a más del 700% desde 1990. Por otra parte, también se receta el Valcote, fármaco utilizado para el tratamiento de la epilepsia, y la Risperidona, droga indicada para el tratamiento de la esquizofrenia por sus componentes antipsicóticos, se explica.

Actividades para niños con TDA/H

Posted by Pamela Ferreira agosto - 13 - 2008 - Miércoles 17 COMMENTS

Propuesta 1

Clase: Desde jardín hasta segundo año de Primaria.

Objetivo: Marcar o establecer los límites.

Recursos: Cartulinas (en ellas se deben de dibujar un camino con cuadrados), marcadores, cinta adhesiva y papel crepé.

Procedimiento: Cada niño deberá posicionarse atrás del primer cuadrado. Comienza a caminar por los cuadrados cuando se le indica con un papel crepé. Si el docente muestra un papel crepé de color rojo el niño deberá parar y quedarse inmóvil en ese lugar. En cambio, si el papel fuera de color amarillo tendrá que agacharse. Se pueden ir agregando otras indicaciones con papeles de diferentes colores pero no demasiados (más de 4).

Propuesta 2

Clase: Jardín y Primaria

Objetivo: Lograr la concentración y disminuir la ansiedad.

Recursos: Música Movida (CD) y equipo de audio

Procedimiento: Colocar la música bien agitada. Cerrar los ojos y dejar sus cuerpos moverse de acuerdo con el ritmo. Cuanto más acelerado, mejor.

Al final de la música, deberán parar totalmente, o sea tendrán que salir del movimiento total para la inmovilidad. Entonces, adoptarán la postura de cruzados de piernas y se quedarán en silencio durante el tiempo que indique el docente, percibiendo cómo sus mentes se calman. ¹

Referencias:

  • Colección “Caras ZEN” sobre “Meditación”. Editora Caras.
  • Material del Curso sobre Trastornos del Aprendizaje.

¹ Meditación en la Danza desarrollado por Osho o Rajneesh, maestro indiano en los años 60. Esa técnica parte del principio de que la mente para lograr aquietarse precisa de que el cuerpo entre en catarsis. Ese catarsis es provocada por el movimiento.

Bibliografía recomendada sobre TDA/H

Posted by Pamela Ferreira mayo - 13 - 2008 - Martes 3 COMMENTS

Debido a que mucha gente ha hecho preguntas sobre TDA/H es que decidimos recomendarles algunos libros para apoyarlos más con el tema. El primero es un libro dirigido para padres, el segundo para docentes y el tercero para niños.

  • “Vivir con un niño hiperactivo. Manual de ayuda para padres que no quieren desesperarse.” Por Carlos Lozano. ED.

    La esfera de los librosVivir con niños hiperactivos no es una tarea fácil, pero tampoco imposible. Aunque muchos padres desesperados piensan que se trata de una causa perdida, son varios los caminos para lograr que el hogar no se convierta en una batalla campal.El autor de este libro busca restar dramatismo al problema e identificar el trastorno de la hiperactividad para evitar confusiones diagnósticas, algo muy frecuente hoy en día. Por ello dá respuesta, entre otras muchas cuestiones, a las siguientes:¿Se trata de una enfermedad o de un rasgo de carácter?
    ¿Se hereda?
    ¿Cuándo, cómo y quién puede diagnosticarlo?

    ¿Cuáles son los principales síntomas, además de la falta de atención?
    ¿Necesitan una educación especial los niños hiperactivos?
    ¿Qué se puede hacer desde la familia y desde la escuela?
    ¿Persiste el trastorno en la maduréz?
    Un completo manual de ayuda para saber de qué hablamos verdaderamente cuando hablamos de hiperactividad, sobre todo, para comprender a nuestros hijos y convivir en armonía.

  • “Programa de Entrenamiento en habilidades metacognitivas para maestros de niños hiperactivos”. Por Francisco Javier Beltrán e Irma Aida Torres. ED. Grupo Albor- Cohs

    Este programa de formación y actualización profesional se propone para el entrenamiento de profesores de aula de apoyo y equipos de orientación, quiénes a su vez, podrán convertirse en trasmisores de la información a los/as maestros/as del aula ordinaria de sus centros escolares.El programa se encuentra estructurado en 6 unidades cuyas temáticas son las siguientes:

    1. Orígenes, definición y desarrollo del trastorno por déficit de Atención con hiperactividad o TDAH.
    2. Aspectos teóricos del desarrollo cognitivo y metacognitivo.
    3. Actitudes de los profesores ante la hiperactividad.
    4. Diseño del ambiente escolar para el aprendizaje de los niños hiperactivos
    5. Estrategias de Intervención en relajación, reducción de la tensión y ejercicio físico para niños hiperactivos en el área escolar.
    6. Estrategias metacognitivas de intervención en: inhibición perceptiva muscular, atención y concentración, en el ámbito escolar.

    Para cada unidad se explicita el objetivo general y los objetivos específicos a alcanzar, las actividades de aprendizaje que deberán cumplir los participantes para demostrar la comprensión de los temas tratados y las actividades de enseñanza que realizará el entrenador, donde se incluyen las dinámicas (actividades de enseñanza estructuradas). Asimismo, se especifican los materiales y recursos didácticos a utilizar y el tiempo aproximado para la realización de las actividades.

  • “Me van a ayudar: El TDA explicado a los niños” por Marc. A. Nemiroff y Jane Annunziata. ED. Tea Ediciones.

    Un pequeño libro sencillo y ameno, destinado a los niños que padecen TDA. Cuenta con ilustraciones muy atractivas y pedagógicas. Es una gran ayuda para los terapeutas y los padres de los niños que deben acudir a terapia para facilitar que éstos comprendan y acepten la situación y perciban la intervención como una ayuda para resolver sus problemas, dirigida por profesionales que se interesan por la salud, con el apoyo de sus padres y cuidadores.

Esperamos que esta bibliografía recomendada les pueda ayudar a enfrentarse con esta disfunción de una manera más positiva.

Acerca de nosotros

SUR Cultural surgió en el año 2005, teniendo como objetivo el difundir todo aquello que estuviera relacionado con la cultura uruguaya. Es por eso que el primer contenido que se publicó fue sobre el Primer Encuentro Nacional de Revalorización Cultural.
Siempre que hagamos algo con verdadero gusto obtendremos la felicidad.
Así que podemos describir a SUR Cultural como el lugar donde se educa para la vida.

Sitemap